BLE o Wi-Fi.
¿Con cuál te quedas?

29 de agosto de 2014

Tecnología Wi-Fi & BLE

A pesar de que hasta ahora las tecnologías Bluetooth Low Energy (BLE) y Wi-Fi han sido usadas con finalidades distintas, desde hace algún tiempo sus caminos han ido aproximándose. El Wi-Fi ya no sirve simplemente para conectarse a la red, sino que sus utilidades han ido expandiéndose para obtener información sobre ubicaciones físicas, como tiendas, supermercados,...

¿Qué diferencias hay entre estos tipos de tecnología?

El seguimiento del Wi-Fi

La mayoría de los usuarios de móviles tienen el Wi-Fi siempre activado, es decir, éste se encuentra rastreando permanentemente una señal a la que conectarse. Y es esta búsqueda constante la que los empresarios utilizan para acceder a unos datos valiosos para su negocio, por ejemplo, cuántos clientes pasan por una zona determinada de la tienda o incluso cuánto tiempo están ahí.

Cabe señalar que esta información la aporta el móvil sin requerir acción alguna por parte del usuario, que se comporta como un sujeto pasivo.

¿Cómo funciona el Bluetooth Low Energy?

Sin embargo la tecnología BLE, que se comunica a través del Bluetooth 4.0, trabaja a la inversa, la búsqueda de señales se realiza en sentido opuesto. Aquellos smartphones que poseen este sistema están constantemente buscando las señales emitidas por los beacons. Cuando detectan una, realizan determinadas acciones, tales como mostrar un mensaje, una imagen…

Eso sí, exigen una acción por parte del usuario, en este caso, descargarse la app que traducirá el mensaje del beacon, convirtiendo al usuario así en un sujeto activo.

Redes inalámbricas Método Opt-In/Opt-Out

Opt-In vs. Opt-Out, ¿cuál es preferible?

El método Opt-In se activa cuando el cliente desea recibir más información de un comercio, darse de alta en el servicio de newsletter por ejemplo. Para ello, tiene que rellenar un pequeño formulario y activar esta función en su móvil. De esta manera, habilita su móvil para recibir correspondencia. Este método permite la recopilación de datos sobre los clientes.

Por el contrario, la opción Opt-Out prohíbe recibir información y, por ende, no permite la recogida de datos en ningún caso por parte de terceros.

El problema hasta ahora consistía en que muchas veces no se solicitaba al cliente rellenar ningún documento ni se le informaba de esta extracción de datos. Es decir, no había un consentimiento explícito por parte del usuario del móvil al conectarse a la red Wi-Fi. Sabiendo este proceder, la única forma de evitarlo es deshabilitar completamente el Wi-Fi en sus teléfonos.

Esto no sucede con la tecnología BLE ya que necesita que el usuario del móvil haya dado su consentimiento previo al descargarse la app correspondiente a ese beacon.

Precisión en las distancias

Desde un punto de vista técnico, el Wi-Fi no ha sido diseñado para medir la distancia entre dispositivos, aunque eso no signifique que no pueda hacerlo. Y aunque los dispositivos Wi-Fi pueden mejorarse en términos de precisión, no es posible modificar el comportamiento de los móviles en sí mismos, lo que reduce la fiabilidad de las distancias medidas.

Esto no sucede con el sistema BLE. Cuando el móvil del usuario se encuentra dentro de su rango de acción (50 metros), recibe la señal y el protocolo BLE determina la distancia aproximada donde se encuentra la baliza. Así, el sistema operativo obtiene la ID del beacon y la pone a disposición de una app descargada previamente, que realiza la acción que corresponde a dicha ID.

¿Cuánto cuestan estas tecnologías?

El sistema Wi-Fi requiere un router configurado y conectado a una fuente de energía de corriente alterna. No obstante, la mayoría de los negocios ya cuentan con este sistema al tener internet, y aunque quizás pueda resultar insuficiente por su velocidad, la mayor parte de la infraestructura está lista.

Por su parte, los beacons son autosuficientes y cuentan con una batería que, por el momento, tiene una vida útil de dos años, aunque se prevé que se amplíe. Además, no precisa configuración, sólo la adquisición de la baliza, que no supone un gran coste.

Eso sí, en ambos casos es necesario estipular el lugar donde se posicionarán los dispositivos.

Sistemas operativos válidos

No hay duda, en este campo el sistema Wi-Fi se consolida como líder indiscutible ya que todos los smartphones lo admiten sin problemas.

No así con la tecnología BLE, que sólo está disponible en aquellos dispositivos de última generación: iOS 8, iOS 7, Android 4.3 y siguientes, Windows Phone 8 y Blackberry X. Sin embargo, se estima que 570 millones de móviles Android y Apple serán compatibles en los próximos años.

La suerte está echada. Y tú, ¿con qué tecnología te quedas?

Fuentes: Innoquant, Business Insider y Formisimo .

Artículos relacionados: Beacon vs. NFC, Lo que esconden los beacons, Las mil una posibilidades del iBeacon.

Andrea Velasco

Dpto. Comunicación de SetFile.

Back to top

Política de privacidad

El usuario que facilita sus datos personales a SETFILE consiente expresamente en la incorporación de los mismos al citado fichero y en el tratamiento de los mismos por parte de SETFILE para su utilización en actividades propias de sus fines previstos en el artículo 2º de sus Estatutos. En el formulario de recogida de datos estarán indicados aquellos que resultan obligatorios y los que no tienen ese carácter. La no cumplimentación de los datos marcados como "obligatorios" supone la no prestación del servicio o acceso para el que se solicitan los datos. En cualquier caso el tratamiento de los datos personales facilitados por el usuario se realizará con estricto cumplimiento de la normativa vigente y especialmente con la Ley Orgánica 15/1999 de Protección de Datos de Carácter Personal. En especial, SETFILE se compromete a mantener las condiciones de confidencialidad y seguridad de los datos personales confiados por los usuarios en los términos previstos en la legislación vigente. No obstante, SETFILE no se hace responsable del acceso, modificación, tratamiento, pérdida o uso ilícito que de los datos facilitados por los usuarios pueda efectuar un tercero. El usuario podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición previstos en la normativa vigente dirigiéndose a SETFILE c/ Balmes, 430 Entlo. F - 08022 BARCELONA, donde podrá igualmente dejar sin efecto, sin carácter retroactivo los consentimientos antes expresados.