La democratización de la tecnología

7 de noviembre de 2014

Las nuevas tecnologías inalámbricas prometen cambiar el mundo de internet tal y como lo conocemos hoy. La tecnología ya no se limita al ordenador o a la red, sino que sale al mundo exterior para interaccionar con nosotros. El Internet de las cosas (IoT), las tecnologías BLE, NFC, WiFi, GPS,…, prometen una explosión de dispositivos inteligentes en un futuro cercano. Lo que nos lleva a la siguiente reflexión, ¿cada uno precisará de una app propia? Será inviable.

Por ello, un grupo de Google, encabezado por Scott Jenson, ha decidido crear la web física, un proyecto de código abierto que pretende dar solución a esta problemática al permitir la interacción con cualquier dispositivo sin necesidad de descargarse ninguna app.

“Es un enfoque para dar rienda suelta a la superpotencia núcleo de la red: la interacción de la demanda. La gente debería ser capaz de comunicarse con cualquier dispositivo inteligente (una máquina expendedora, un cartel, un juguete, una parada de autobús, un coche de alquiler,...) y no tener que descargar una aplicación para ello” informan en la propia web.

La web física Aplicaciones

La interacción de la demanda

Como señalan en la plataforma, “no se trata de la sustitución de aplicaciones nativas: se trata de permitir la interacción cuando las aplicaciones nativas no resultan prácticas.” Y es que, en la opinión de sus creadores, la suposición de que cada nuevo dispositivo requerirá su propia aplicación simplemente no es realista.

Este proyecto aboga por usar diferentes dispositivos conectados a Internet, sin que tengan que estar centralizados en aplicaciones concretas, sin precisar ningún software adicional. Esto dotaría a esta comunicación de una libertad absoluta y facilitaría que los usuarios móviles se comunicasen sin limitaciones con la red de dispositivos.

Código abierto

Por ello, abogan por un estándar de código abierto que asegure la comunicación con cualquier dispositivo del mundo (aunque Apple está incluyendo sus dispositivos iOS en su propia plataforma).

No podía ser de otra manera. Un código compartido ayudará a ampliar la utilidad de los dispositivos conectados. La democratización de la tecnología.

¿En qué puede ser útil?

Gracias a la web física podremos comunicarnos directamente (sin tener que proceder a descargarnos una app) con las paradas de autobús, por ejemplo, para que nos informen de cuándo pasará el siguiente bus, con los parquímetros, para realizar el pago simplemente acercando el móvil (tecnología NFC), con las tiendas, para que conocer las ofertas que tienen en ese momento, etc.

Y es que, “a veces las ideas pequeñas pueden cambiar el mundo.”

Back to top

Política de privacidad

El usuario que facilita sus datos personales a SETFILE consiente expresamente en la incorporación de los mismos al citado fichero y en el tratamiento de los mismos por parte de SETFILE para su utilización en actividades propias de sus fines previstos en el artículo 2º de sus Estatutos. En el formulario de recogida de datos estarán indicados aquellos que resultan obligatorios y los que no tienen ese carácter. La no cumplimentación de los datos marcados como "obligatorios" supone la no prestación del servicio o acceso para el que se solicitan los datos. En cualquier caso el tratamiento de los datos personales facilitados por el usuario se realizará con estricto cumplimiento de la normativa vigente y especialmente con la Ley Orgánica 15/1999 de Protección de Datos de Carácter Personal. En especial, SETFILE se compromete a mantener las condiciones de confidencialidad y seguridad de los datos personales confiados por los usuarios en los términos previstos en la legislación vigente. No obstante, SETFILE no se hace responsable del acceso, modificación, tratamiento, pérdida o uso ilícito que de los datos facilitados por los usuarios pueda efectuar un tercero. El usuario podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición previstos en la normativa vigente dirigiéndose a SETFILE c/ Balmes, 430 Entlo. F - 08022 BARCELONA, donde podrá igualmente dejar sin efecto, sin carácter retroactivo los consentimientos antes expresados.