Biometría, ¿evolución o pérdida de identidad?

28 de marzo de 2014

ojo biométrico

“La tecnología biométrica se convertirá en un aspecto vital de la seguridad en el mundo moderno complejo
que constantemente empuja los límites de la privacidad individual y la confidencialidad de los datos.”

(Geppy Parziale, Biometrics: identity theft or individual security?)

No se puede negar que Apple haya revolucionado el sector de la seguridad móvil con el iPhone 5s. Gracias a la adquisición de AuthenTech, en el año 2012, el gigante juega con la innovación más vanguardista en la que los sistemas centrados en introducir una contraseña han quedado obsoletos.

Reconocimiento dactilar

La biometría y el uso de una parte del cuerpo como elementos de seguridad no deberían sorprendernos. De hecho, son comunes los documentos de identidad y pasaportes biométricos centrados en la huella del dedo. También es generalizada esta práctica en el sector bancario, sistema de votaciones, prisiones,…, por nombrar algunos.

No obstante, en el entorno de la tecnología han surgido muchas preguntas en torno a la biometría como garante de seguridad. Cuestiones éticas, implicaciones de tipo identidad individual,…

Por ello, aclaremos los conceptos. La biometría informática significa el uso de rasgos físicos o de conducta de un individuo como verificación de su identidad. Así, la retina, el iris, rasgos faciales, venas de la mano,…, son rasgos identitarios.

Apple no ha sido original al crear el iPhone 5s Touch ID en cuanto a tecnología. Ha sido original al llevar dicha tecnología a los teléfonos inteligentes.

Tecnología inmadura

El lector de huellas Touch ID permite desbloquear el móvil y realizar compras sin tener que introducir contraseña alguna. Sin embargo, esta innovación tiene aun muchos fallos que subsanar. Algunas voces han explicado que el sensor inteligente memoriza mejor tu huella cuanto más veces lo haya hecho. Pero las quejas de los usuarios no parecen darles la razón.

iOS 7 supone una mejora al tomar el relevo en este punto, analizando hasta el más mínimo detalle de los surcos de nuestra huella para analizar si coincide con las almacenadas previamente de forma cifrada en el Secure Enclave del chip A7, confirmando así nuestra identidad.

¿Por qué elegir la huella dactilar?

¿Qué parte de nuestro cuerpo es la que mantiene un mayor contacto con el teléfono? Es lógico que Apple escogiese la huella dactilar de uno de los apéndices de la mano como instrumento que determine la seguridad.

Además, los lectores de huellas digitales son pequeños, intuitivos, no-intrusivos y relativamente fáciles de utilizar. Por lo tanto, no es sorprendente que la compañía de la manzana haya optado por seguir la tecnología de identificación de huellas dactilares como una forma de mejorar el iPhone.

El uso de técnicas biométricas en los teléfonos inteligentes integrará a éstas, sin duda alguna, en la vida cotidiana. Lo que hará que se diluya ese miedo que tenemos a registrar una parte de nuestro cuerpo. Así, dar la huella del dedo, permitir que nos escaneen el iris del ojo o la mano será cada vez una práctica más común que dejará de crear inquietud.

Dilema social

La biometría se centra en un rasgo identificativo de un individuo. Por lo tanto, una característica imposible de substituir. Cuando una persona presta su huella, ojo,…, para su escaneo está dando elementos que le diferencian de la humanidad, que le definen y definirán siempre como un individuo específico.

Precisamente ahí nace el miedo social. La posibilidad de que estos elementos sean falsificados por terceros implica que la identidad de la persona puede ser robada, copiada, reproducida. Y ahí es donde está el problema, que ese rasgo corporal no puede ser cambiado o substituido por uno nuevo, a salvo de posibles robos. No pueden modificarse.

Cuando nos roban un elemento biométrico no hay paso atrás. Se pierde para siempre.

Seguridad en Apple

Como consecuencia de todos estos temores, Apple ha especificado claramente que las huellas dactilares son cifradas y almacenadas localmente en el iPhone 5s, y que nunca se envían a los servidores de Apple o forman parte de las copias de seguridad de iCloud.

Ante las acusaciones de compartir información sensible con la NSA (Agencia de Seguridad Nacional de EE.UU.) Apple es tajante, “no ofrecemos acceso directo a nuestros servidores a ninguna agencia gubernamental, y cualquier agencia del gobierno que solicite información de nuestros clientes debe conseguir una orden judicial”.

Fuentes principales: Apple e Invasive Code.

huella de la mano huellas dactilares

biometria.blog.com

iPhone 5s Touch ID
Back to top

Política de privacidad

El usuario que facilita sus datos personales a SETFILE consiente expresamente en la incorporación de los mismos al citado fichero y en el tratamiento de los mismos por parte de SETFILE para su utilización en actividades propias de sus fines previstos en el artículo 2º de sus Estatutos. En el formulario de recogida de datos estarán indicados aquellos que resultan obligatorios y los que no tienen ese carácter. La no cumplimentación de los datos marcados como "obligatorios" supone la no prestación del servicio o acceso para el que se solicitan los datos. En cualquier caso el tratamiento de los datos personales facilitados por el usuario se realizará con estricto cumplimiento de la normativa vigente y especialmente con la Ley Orgánica 15/1999 de Protección de Datos de Carácter Personal. En especial, SETFILE se compromete a mantener las condiciones de confidencialidad y seguridad de los datos personales confiados por los usuarios en los términos previstos en la legislación vigente. No obstante, SETFILE no se hace responsable del acceso, modificación, tratamiento, pérdida o uso ilícito que de los datos facilitados por los usuarios pueda efectuar un tercero. El usuario podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición previstos en la normativa vigente dirigiéndose a SETFILE c/ Balmes, 430 Entlo. F - 08022 BARCELONA, donde podrá igualmente dejar sin efecto, sin carácter retroactivo los consentimientos antes expresados.