Mapas interiores, ¿el tesoro de Apple?

11 de julio de 2014

Apple se embarca en el ambicioso proyecto de realizar mapas interiores en tiendas, oficinas, espacios de eventos y grandes almacenes a través de los sensores del iPhone, según palabras de Roman Foeckl, CEO de Onyx Beacon.

La compañía de la manzana no ha querido dar información alguna y continúa manteniendo en secreto todo lo relacionado con los iBeacons. Tan sólo se sabe que está inundando de estas balizas muchos espacios comerciales en EE.UU desde hace meses. Pero todo hace sospechar que está enfocado a la creación de mapas interiores, como ya comentamos en nuestro post “Apple y los mapas interiores”.

Asignatura pendiente

El mapa estratégico interior supone un gran paso después del fracasado Apple Maps que la empresa lanzó con el sistema operativo iOS 6 e intentó mejorar posteriormente con iOS 7.Como señaló Foeckl "Apple ha aprendido de sus errores desde el lanzamiento inicial de los servicios de mapas y no los repetirá con el lanzamiento de mapas de interiores”.

Y es que Apple necesita contar con el apoyo de las empresas. Por ello, ha puesto a disposición pública una plataforma para que los comerciantes que posean un local de determinadas dimensiones se registren y suban los planos de su tienda y, una vez aceptados, sean introducidos en Apple Maps. "Será importante ver cómo los dueños del lugar se adaptan a la tecnología y añaden lugares. Google tiene más sitios asignados en este momento, pero parece más fácil añadir lugares al nuevo servicio de mapeo de interiores de Apple", aclara Foeckl.

Y no va desencaminado. Google ya creó los mapas interiores en noviembre de 2013 mediante la triangulación de las señales inalámbricas y GPS, pero éstos resultan imprecisos en comparación con las señales de Bluetooth Low Energy (BLE) de los beacons.

Por ello, Apple utilizará una combinación de tecnologías. Se trata de proporcionar una API CoreLocation para los desarrolladores de aplicaciones que, junto al procesador del iPhone M7, genera datos a través de sus sensores de movimiento, como el giroscopio y acelerómetro. Así, a través de un ingenioso análisis de las distorsiones del campo magnético, es posible averiguar la situación de la gente en el interior de un edificio.

Además, Apple incluye la característica de la automatización en los mapas, lo que supone un gran avance ya que, en la actualidad, Google valida sus mapas de interior a mano, con trabajadores que los supervisan directamente.

Un negocio tremendamente lucrativo

Foeckl afirma que es probable que Apple se sitúe ahora delante de Google respecto a la creación de mapas de interiores. No es tema baladí. Se prevé que estos mapas generen enormes ingresos en el futuro para las tiendas, centros comerciales, estadios, etc. De lo que se deduce que también producirá espléndidos beneficios para Apple.

Google lo ha demostrado con sus planos exteriores, que vinculan la ubicación de un usuario de teléfono a los anuncios que están publicados tanto en la web como en otras aplicaciones. Y es que los anuncios para móviles son un negocio de miles de millones de dólares. Se estima que esta empresa percibió ingresos de 9 mil millones de dólares durante el año 2013.

Por si esto no fuese poco, los mapas interiores serían aún más rentables ya que sitúa a los usuarios a pocos centímetros de los productos que se venden y de la caja donde adquirirlos, lo que fomentaría de manera directa las compras.

Nuevo sistema de seguridad en iOS 8

Los beacons, las balizas de seguimiento que se comunican con el móvil según la posición de éste, han puesto en entredicho el tema de la seguridad y privacidad de los usuarios. Una cosa es no tener privacidad al caminar públicamente por una calle y otra muy distinta es ser rastreados dentro de instalaciones privadas, como en una tienda, un supermercado e incluso la propia calle.

Apple ya ha dado sus primeros pasos en este sentido. Como publicamos en el post La seguridad de tu iPhone se adapta a donde estés, acaba de patentar un nuevo sistema de seguridad que varía según el lugar donde te encuentres. Gracias a la tecnología GPS y red WiFi, el móvil reconoce la localización y ajusta el nivel de seguridad conforme a ello. Es decir, su sistema de seguridad se desactiva si percibe que está en un lugar familiar, como la casa, la oficina, el coche,...; se activa cuando se encuentra en un lugar que reconoce, como la panadería o el mercado,...; y solicita un nivel mayor de protección en lugares más "peligrosos", como la calle.

Además, el nuevo sistema operativo iOS 8 trae una nueva característica destinada a inutilizar los sistemas de seguimiento de los Media Access Control (MAC) del iPhone, ese identificador único relacionado con un dispositivo cuando se conecta a una red.

¿Cómo? La compañía proporcionará una dirección al azar para que el sistema lo interprete como un dispositivo nuevo y no pueda identificarlo y, por lo tanto, reconocerlo. Con esta funcionalidad se pretende evitar que los clientes de Apple puedan ser rastreados por las empresas que tengan instaladas iBeacons.

Mapa interior iBeacons Apple Maps iOS 8

Cambio de paradigma

Esta nueva forma de proceder del gigante de la manzana le llevará sin duda a enfrentarse (aún más) a otros grandes, como Google, Samsung, Amazon,… Sin embargo, a pesar de que la batalla sigue dándose entre los mismos rivales, ha cambiado el objeto de la misma. Ya no se trata de vender la mayor cantidad de dispositivos u obtener una inversión publicitaria mayor, sino de ganar el pulso por la digitalización de la realidad física, cuyo pilar maestro es el beacon.

Back to top

Política de privacidad

El usuario que facilita sus datos personales a SETFILE consiente expresamente en la incorporación de los mismos al citado fichero y en el tratamiento de los mismos por parte de SETFILE para su utilización en actividades propias de sus fines previstos en el artículo 2º de sus Estatutos. En el formulario de recogida de datos estarán indicados aquellos que resultan obligatorios y los que no tienen ese carácter. La no cumplimentación de los datos marcados como "obligatorios" supone la no prestación del servicio o acceso para el que se solicitan los datos. En cualquier caso el tratamiento de los datos personales facilitados por el usuario se realizará con estricto cumplimiento de la normativa vigente y especialmente con la Ley Orgánica 15/1999 de Protección de Datos de Carácter Personal. En especial, SETFILE se compromete a mantener las condiciones de confidencialidad y seguridad de los datos personales confiados por los usuarios en los términos previstos en la legislación vigente. No obstante, SETFILE no se hace responsable del acceso, modificación, tratamiento, pérdida o uso ilícito que de los datos facilitados por los usuarios pueda efectuar un tercero. El usuario podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición previstos en la normativa vigente dirigiéndose a SETFILE c/ Balmes, 430 Entlo. F - 08022 BARCELONA, donde podrá igualmente dejar sin efecto, sin carácter retroactivo los consentimientos antes expresados.