¿Qué puede hacer el "Internet de las cosas" por ti?

24 de octubre de 2014

El Internet de las cosas supondrá un ahorro de billones de euros a las empresas.

El Internet de las cosas está comenzando a crecer de manera significativa. Y es que tanto consumidores, como empresas y gobiernos ya reconocen el beneficio de la interconexión de los dispositivos gracias a la red. De hecho, se estima que sólo en cinco años el número de smartphone, ordenadores, tabletas, coches, televisiones,…, interconectados se duplicará.

Big Data Internet de las cosas  Open Interconnect Consortium

¿El futuro?

Además de las mejoras en agricultura, salud, eficiencia energética, ahorro de tiempo,…, el IoT, como se le conoce por sus siglas en inglés, tiene una gran capacidad para rastrear los dispositivos de los consumidores, lo que proporcionará un sistema más personalizado y fomentará una mayor alianza entre marca y cliente.

Los wearables y el Internet de las cosas activarán las empresas del futuro a través del análisis del big data (grandes volúmenes de información), que permite adoptar microdecisiones en tiempo real, según señalan los expertos. Como destaca Jim Dougherty, profesor de innovación tecnológica del Massachusetts Institute of Technology (MIT), “el boom de los dispositivos de vestir proporcionará una fuente interminable de datos sobre los clientes, lo que ayudará a mejorar los negocios”. No obstante, advierte “las empresas tienen que encontrar el equilibrio entre el respeto a la privacidad y la ‘usabilidad’ de las tecnologías”.

Nancy Quan, del Dpto. de investigación y desarrollo de Coca-Cola, señaló que las máquinas interactivas que permiten a los clientes personalizar las bebidas a su gusto recogen una información muy valiosa que permite a la marca comprenderlos mejor.

Trampolín empresarial

El sector de las empresas se vislumbra como el principal actor en este mercado. Sobre todo destacan las nuevas empresas (startups), que son las que verdaderamente están moldeando este ecosistema. Sin embargo, poco a poco irán dejando paso también a los sectores gubernamentales y el hogar. De hecho, se prevé que, para el año 2019, el gobierno será el sector más importante para los envíos de dispositivos IO.

Al fin y al cabo, el Internet de las cosas no es más que conectar muchos dispositivos a la red para tener accesible la información sobre su estado y poder conocer, desde el lado electrónico, todo lo posible del lado físico del mundo, y cuando sea posible, tomar decisiones y enviarle órdenes a los dispositivos conectados. Sus principales beneficios son el incremento de la eficiencia, la reducción los costos y la gestión del big data.

Seguridad y estándares por construir

Sin embargo, la IoT carece de un conjunto común de normas y tecnologías que permitan la compatibilidad y facilidad de uso. Actualmente hay pocos estándares (o normas) para esta interconexión.

Por ello han surgido iniciativas como el Open Interconnect Consortium (OIC), creado en julio de 2014, cuyo objetivo es asegurar que cualquier dispositivo pueda comunicarse fácilmente e intercambiar información sin importar el sistema operativo, su forma o el proveedor de servicio. Para ello, las compañías miembros contribuirán con un código abierto para construir la tecnología que posiblilite, señala el grupo. Inicialmente se centrarán en el descubrimiento, conectividad y autenticación de dispositivos.

Además, muchos son aún reacios a utilizar dispositivos interconectados debido a los problemas de seguridad (talón de Aquiles de la IoT). No sólo individuos, también organizaciones.

Preocupadas por la pérdida de control de la información que generan los dispositivos conectados y el uso que puedan hacer terceras partes de ello, la Unión Europea ya emitió su Primer dictamen sobre el Internet de las cosas en el que aduce que la información recopilada no podrá mantenerse durante un período superior al necesario ni utilizarse para fines que no sean definidos previamente. Y, por supuesto, los usuarios deberán estar permanentemente informados sobre estas actividades.

Fuentes principales: Business Insider y Computer Weekly.

Back to top

Política de privacidad

El usuario que facilita sus datos personales a SETFILE consiente expresamente en la incorporación de los mismos al citado fichero y en el tratamiento de los mismos por parte de SETFILE para su utilización en actividades propias de sus fines previstos en el artículo 2º de sus Estatutos. En el formulario de recogida de datos estarán indicados aquellos que resultan obligatorios y los que no tienen ese carácter. La no cumplimentación de los datos marcados como "obligatorios" supone la no prestación del servicio o acceso para el que se solicitan los datos. En cualquier caso el tratamiento de los datos personales facilitados por el usuario se realizará con estricto cumplimiento de la normativa vigente y especialmente con la Ley Orgánica 15/1999 de Protección de Datos de Carácter Personal. En especial, SETFILE se compromete a mantener las condiciones de confidencialidad y seguridad de los datos personales confiados por los usuarios en los términos previstos en la legislación vigente. No obstante, SETFILE no se hace responsable del acceso, modificación, tratamiento, pérdida o uso ilícito que de los datos facilitados por los usuarios pueda efectuar un tercero. El usuario podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición previstos en la normativa vigente dirigiéndose a SETFILE c/ Balmes, 430 Entlo. F - 08022 BARCELONA, donde podrá igualmente dejar sin efecto, sin carácter retroactivo los consentimientos antes expresados.