Un móvil transparente, sin forma y flexible

23 de mayo de 2014

Desde que en el año 2010 Andre Geim y Konstantin Novoselov obtuvieron el Premio Nobel de Física gracias al descubrimiento del grafeno, la industria de las tecnologías, entre otras, no ha parado de investigar las múltiples funcionalidades de este material considerado el más delgado y resistente conocido. Las grandes empresas de las telecomunicaciones, como Apple, Samsung y Google, ya han comenzado la batalla por obtener los derechos del grafeno. Y es que nadie quiere perder la oportunidad de aprovechar lo que parece ser el descubrimiento del siglo XXI.

Edificio con forma de grafeno

¿Qué es el grafeno?

El grafeno está compuesto por una única capa de átomos de carbono dispuestos en forma hexagonal que le dota de una fortaleza única. Gran conductor eléctrico, supera a la de cualquier otro material en lo referente a la conducción de calor. Además, es 200 veces más duro que el acero pero flexible, lo que lo convierte en idóneo para pantallas táctiles flexibles.

En otras palabras, se trata de un material superior a los elementos tecnológicos actuales que aumenta sus capacidades hasta límites increíbles. No obstante, su desventaja es el elevado coste de producción debido a su peculiar estructura de panel de abeja. Y este proceso se complica más cuanto mayores son las exigencias de calidad.

Como señala uno de sus descubridores, Novoselov, “el grafeno es un cristal único, en el sentido de que, por sí solo, ha usurpado un buen número de propiedades superiores, tanto mecánicas como electrónicas. Lo cual sugiere que se presta plenamente a la creación de nuevas aplicaciones, desarrolladas específicamente para este material, en lugar de utilizarlo como sustituto de otros materiales en aplicaciones ya existentes” (Diario ABC).

Sus expectativas sobre él son tan numerosas que publicó, en la revista Nature, una "hoja de ruta del grafeno" en la que explica cómo este material cambiará por completo nuestras vidas.

Estructura del grafeno Pantallas flexibles

Móviles flexibles que se doblan

Es innegable que el grafeno cambiará completamente el aspecto de lo que conocemos hasta ahora como móviles y tabletas. Su capacidad para estirarse a través de las superficies de cristal de los dispositivos permite convertirlos en pantallas táctiles que cambian de tamaño fácilmente y doblarse.

Así, el móvil del futuro perderá su rigidez para convertirse en una simple lámina de plástico transparente, flexible y desplegable, cuyas dimensiones podremos aumentar hasta convertirlo en una pantalla de ordenador. Pero no sólo se cambiará a discreción su forma, sino también sus funciones según las necesidades del momento: hablar por teléfono, ver una película, trabajar, compartir documentos,...

Debido a sus propiedades de transparencia y flexibilidad absoluta, los nuevos teléfonos y smartwatches serán finísimos, completamente adaptables al gusto del usuario y sin color ni forma predefinida. La tendencia apunta hacia un diseño del móvil adaptado a la fisionomía del ser humano y señala que la primera pantalla de grafeno saldrá al mercado entre los años 2015 y 2017.

Pantallas flexibles

Lucha por las patentes

Y es que el grafeno se ha convertido en la gallina de los huevos de oro y ha enzarzado en una lucha a gigantes como Apple y Samsung. Montañas y montañas de patentes que les han conducido a una carrera centrada en los juzgados y en los laboratorios. De hecho, Apple ya tiene dos solicitudes firmes de patente en Estados Unidos relacionada con este material.

Pero no va a ser un camino de rosas. La empresa Graphene Square ya ha señalado que no tiene planes de vender sus patentes a empresas como Google o Apple, aunque podría otorgales las licencias.

Al margen de estos conflictos, la carrera investigadora acaba de comenzar y ninguna gran empresa quiere quedarse al margen de lo que parece una revolución en sectores tan variados como las telecomunicaciones, aéreo, médico,…. De hecho, en el área de las comunicaciones móviles, se pronostica que las ventas mundiales de dispositivos móviles ascenderán a los 847 millones de dólares en 2016 (según la consultora YankeeGroup). Y se prevé que el mercado de las tecnologías usables crezca 14 veces en sólo cinco años. Y no van desencaminados. El año pasado, la Comisión Europea anunció la financiación de mil millones de dólares para la investigación y desarrollo de grafeno.

Precisamente por ser un material tan moldeable y mutilsectorial, apenas ha nacido y ya le ha salido un competidor: el grafino. Sin embargo, aunque también conduce los electrones a gran velocidad, sólo lo hace en una única dirección.

ordenadores flexibles

Revolución multidisciplinar

Sectores en los que supondrá una revolución:

  • Informática: creación de discos duros con capacidad de almacenamiento de hasta 1000 veces más de información teniendo el mismo tamaño, comunicaciones inalámbricas ultraveloces,…
  • Electrónica: tintas conductoras y contactos eléctricos para el desarrollo de pantallas flexibles.
  • Energía: baterías con una capacidad y duración muy superior a las actuales. Mejora en el campo de las energías renovables, dotándolas de una eficiencia no conocida. Construcción de paneles solares que se recargan a sí mismos.
  • Aeronáutica: el Pentágono investiga un combustible para dotar de mayor velocidad a los aviones y mejorar la vida útil de sus motores.
  • Salud: nuevos fármacos, diagnóstico médico por imagen, etc.
  • Investigación: acelerador de partículas en miniatura.
Back to top

Política de privacidad

El usuario que facilita sus datos personales a SETFILE consiente expresamente en la incorporación de los mismos al citado fichero y en el tratamiento de los mismos por parte de SETFILE para su utilización en actividades propias de sus fines previstos en el artículo 2º de sus Estatutos. En el formulario de recogida de datos estarán indicados aquellos que resultan obligatorios y los que no tienen ese carácter. La no cumplimentación de los datos marcados como "obligatorios" supone la no prestación del servicio o acceso para el que se solicitan los datos. En cualquier caso el tratamiento de los datos personales facilitados por el usuario se realizará con estricto cumplimiento de la normativa vigente y especialmente con la Ley Orgánica 15/1999 de Protección de Datos de Carácter Personal. En especial, SETFILE se compromete a mantener las condiciones de confidencialidad y seguridad de los datos personales confiados por los usuarios en los términos previstos en la legislación vigente. No obstante, SETFILE no se hace responsable del acceso, modificación, tratamiento, pérdida o uso ilícito que de los datos facilitados por los usuarios pueda efectuar un tercero. El usuario podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición previstos en la normativa vigente dirigiéndose a SETFILE c/ Balmes, 430 Entlo. F - 08022 BARCELONA, donde podrá igualmente dejar sin efecto, sin carácter retroactivo los consentimientos antes expresados.