App móvilMarketing móvilUI/UX

La web responsive vs la web móvil vs la app móvil

By 23 octubre, 2017 No Comments

responsive_app movil

En los últimos años ha incrementado exponencialmente el interés y la importancia de diseñar webs responsive, para adaptarse al tamaño de la pantalla del usuario, es decir, que sin importar la resolución de la pantalla el sitio se ajustará de forma que muestre el contenido bien organizado. Esto mejora la experiencia del usuario al ofrecer una página web adaptable y flexible, optimizada para el dispositivo que está utilizando en cada momento.

La nueva tendencia es usar cada vez más dispositivos móviles y el diseño responsivo es la manera más sencilla para llegar a usuarios que utilizan múltiples dispositivos y ofrecerles una experiencia satisfactoria, ya sea en PC, iPhone, Android, iPad o cualquier otro dispositivo existente en el mercado

Sin embargo, existen otras posibilidades que pueden ser más interesantes según la finalidad que quieres alcanzar en tu website. Por ejemplo, si tienes una landing page y estás totalmente centrado en conversión, una diseño web móvil diferente al de tu web de escritorio puede ser la solución que más sentido tenga.

Por otra parte, el diseño de una app móvil puede resultar interesante si lo que se quiere ofrecer es un trato más directo con el usuario, creando engagement con la marca y ofreciendo servicios exclusivos que no podrían encontrar en otro sitio. De poco servirá crear una app que no aporte valor y no se diferencie del contenido que pueda ofrecer la web principal.

Las 7 ventajas de la creación de un diseño web responsive son:

  • Aumenta las ventas y el ratio de conversión
  • Análisis e informes consolidados
  • Incrementa tu visibilidad en usuarios de tabletas y dispositivos móviles
  • Mejora tu visibilidad para los motores de búsqueda
  • Ahorro de costes y tiempo en el desarrollo de la inversión para móvil
  • Ahorro de tiempo y costes en la gestión del sitio web
  • Mejorar la experiencia de navegación offline

En la medida de lo posible, es recomendable evitar efectos, ya que algunos de ellos no funcionarán en la web responsive. Por ejemplo, el hover no existe en el móvil, por lo que el usuario no podrá seguir leyendo una noticia si en él está situado el “leer más”.

Una forma sencilla para comprobar si una web es responsiva o no es aumentando o disminuyendo el tamaño de la ventana de nuestro navegador, si el contenido se adapta y organiza en función de las dimensiones de la ventana querrá decir que es responsive. Pero si queremos estudiar una web más detalladamente podemos utilizar herramientas como The Responsivenator.

En conclusión, diseñar una web responsiva y adaptable a todo tipo de dispositivos puede ser la mejor solución, aunque no significa que sea la más fácil, y así estar en la última tendencia de desarrollo online. Para ellos será necesario usar un Layout Flexible combinada con técnicas de HTML5, CSS3, Mediaquery o Bootstrap, además de tener en cuenta los costes de desarrollo y mantenimiento requeridos.