Big data

Los grandes retos del Big Data

By 4 octubre, 2017 No Comments

Print

El concepto Big Data se popularizó en los noventa gracias al informático John Mashey, que auguraba el reto que supondría para las empresas tener que gestionar grandes volúmenes de datos. Han pasado ya veinte años desde entonces y aún son muchas las personas que tienen dudas sobre el Big Data: ¿Qué es? ¿A qué retos se enfrenta realmente?

El Big Data se encarga de la obtención, gestión y análisis de grandes volúmenes de datos que no se pueden tratar de manera convencional, precisamente, por la gran cantidad de datos que se gestionan. Es imposible trabajar con este volumen de datos con los softwares más habituales. Estos datos se utilizan en favor de las empresas para conocer mejor a sus clientes y así poder diseñar estrategias de marketing orientadas a conseguir sus objetivos empresariales.

Aún así, y aunque a priori parece un proceso sencillo, en realidad es todo lo contrario. El Big Data está en constante evolución, lo que implica que se planteen nuevos retos para adaptarse a los avances tecnológicos y a los cambios sociales.

Los datos multi-estructurados

Dos décadas más tarde, el problema que auguraba Mashey es uno de los mayores retos del Big Data. Cada vez se obtienen más datos, de naturaleza muy distinta y de canales diferentes. La información puede ser en texto, en vídeos o en fotografías y llegar a través de redes sociales, webs o múltiples plataformas. Así pues, ?Cómo se pueden recolectar estos datos multi-estructurados? ¿Cómo se pueden analizar? Este es hoy en día uno de los mayores retos a los que se enfrenta el Big Data.

Seguridad y privacidad

Es evidente que cuando hablamos de Big Data hablamos, también, del poder de la información. El Big Data debe cerciorarse que los datos almacenados cumplan las políticas legales de cada país. Y, sin duda alguna, debe asegurarse de disponer de los medios necesarios para evitar ataques informáticos que pongan en peligro la privacidad de los datos.

Nuevos perfiles profesionales

Detrás de los avances tecnológicos hay siempre personas de carne y hueso que hacen posible todos los procesos de inteligencia avanzada. El Big Data gestiona millones de datos, que deben ser tratados por un nuevo perfil profesional. Por personas científicas o analíticas capaces de interpretar este gran volumen de datos. Los nuevos profesionales no solo tendrán que saber interpretar datos, sino saber cómo utilizarlos para la estrategia empresarial de un negocio.

La necesidad de inversión

Almacenar datos no es gratuito, por lo que será necesario buscar un sistema para reducir los costes. En cuanto a las empresas, también requerirán de una mínima inversión, al tener que crear un departamento o contratar a un profesional que les asesore en la gestión de los datos para optimizar su estrategia.

Datos con ruido

Las empresas captan cada vez un volumen más grande de datos, y, en muchos casos, gran parte de ellos no supone un valor útil para la empresa. Por esto se hace necesario encontrar un modelo rentable de almacenamiento y procesamiento de datos, que garantice datos específicos y de calidad para las compañías.

El Big Data supone un beneficio importante para los negocios ya que les brinda una gran oportunidad para mejorar sus estrategias y mejorar el servicio con sus clientes. Aún, pero, debe superar grandes retos si quiere establecerse como una solución eficaz, rentable y potente para las empresas.

Leave a Reply