ProductividadTecnología

¿Cómo puede la tecnología mejorar la eficiencia en el trabajo?

By 25 septiembre, 2017 No Comments

eficiencia tranajo

La tecnología mejora y facilita día  a día la mayoría de nuestras actividades cotidianas. Desde primera hora de la mañana, cuando consultamos las noticias en el smartphone mientras viajamos en tren, hasta el momento de acostarnos cuando programamos el despertados de la tablet par ala mañana siguiente.

El ámbito laboral puede, también, verse beneficiado por el uso de la tecnología ya que colaborará activamente en la mejora de los procesos. Es decir, gracias a la tecnología en el lugar de trabajo obtendremos más eficiencia y productividad. Otra consecuencia importante de su uso es a nivel económico, permitiendo a las empresas ahorrar múltiples gastos a diario.

Imaginémonos un caso concreto muy sencillo: un trabajador de una empresa alimentaria de Barcelona debe llegar a un acuerdo conjunto con otro ejecutivo de Sydney y otro en Singapur. El coste y el tiempo del viaje podrán ahorrarse fácilmente con una multiconferencia o con el uso de cualquier plataforma tecnológica que permita reunirse sin ni siquiera moverse de la oficina. Una manera perfecta de agilizar los procesos de trabajo y crear dinámicas de trabajo más eficientes.

La tecnología en el trabajo servirá, también, para mejorar la comunicación interna y externa de la empresa. De manera sencilla se podrá establecer una conexión con posibles clientes, con otros trabajadores o entre los propios trabajadores. Se debe tener en cuenta que cada vez más aparecen nuevos modelos empresariales, en los que a veces ni siquiera existe un lugar de trabajo físico y los empleados trabajan desde su propia casa. Es gracias a la tecnología que esta nueva manera de trabajar es posible ya que elimina la barrera espacio-temporal y facilita el contacto entre las personas.

Otra de las utilidades de la tecnología en el ámbito laboral es la de la analítica. La tecnología permite obtener datos de los clientes y indirectamente facilitar la labor de los trabajadores. En este sentido, supone una gran ventaja tanto para los clientes, que reciben un trato personalizado, como para los empleados, que conocen mejor el perfil de cada usuario y pueden dirigirse a él conociendo su perfil.

Finalmente, nos podemos fijar en aquellos empleados que dedican parte de su jornada laboral a procesos repetitivos y de poco valor. Unos procesos que podrían ser automatizados con aplicaciones tecnológicas para que, de esta manera, el trabajador pudiera ser más productivo en su jornada.

El poder de la tecnología es innegable y cada vez son más las empresas que explotan todo su potencial para mejorar su eficiencia y productividad, lo que supone un beneficio tanto para el trabajador como para el negocio.

Leave a Reply