Apple

El peligro de pagar con Apple Pay

By 27 marzo, 2015 No Comments

apple pay
El sistema de pagos Apple Pay supuso una revolución en el mundo iOS. La comodidad en los pagos por encima de todo. Con sólo acercar tu iPhone a un dispositivo especial de las tiendas ya se realiza la compra. Y es que Apple Pay pretende que te olvides de tener que sacar la cartera, la tarjeta bancaria,…

Lanzado en octubre, Apple Pay fue anunciado como un servicio sencillo de utilizar. Además, la fortaleza de su marketing ha hecho que el número de tiendas y bancos que acepten el servicio haya ido creciendo de forma constante durante los últimos meses. De hecho, la compañía de la manzana se jacta de que Apple Pay ahora es aceptado en cientos de miles de ubicaciones. Sin ir más lejos, Bank of America señaló que los clientes añadieron 1,1 millones de sus tarjetas de crédito y débito a los dispositivos iOS en los primeros meses de vida de este sistema.

Pero los informes de fraude están haciendo que los grandes tiendas sean más prudentes.

Un problema histórico

El equilibrio entre seguridad y facilidad de uso ha sido siempre el talón de Aquiles de la tecnología. Especialmente para los que impulsan un nuevo sistema de pago que reemplace las tarjetas de plástico, que son altamente vulnerables a los ladrones. Esa necesidad se ha vuelto aún más urgente tras el aumento de casos dehackers de este tipo de tarjetas.

No puede negarse que los pagos móviles ofrecen una solución potencial, pues debido a su compleja tecnología se consideran más difícil de hackear que los sistemas de pago tradicionales. Pero la desconfianza en esta área es fuerte y son muchos los consumidores, bancos y minoristas que han tardado en adoptar esta tecnología, en parte también debido a su complejidad.

¿Y la seguridad?

Hay constancia de que un número nada desdeñoso de pagos a través de Apple Pay son fraudulentos, lo que está poniendo en vilo la seguridad de este sistema. Según el analista de pagos Cherian Abraham, hasta un 6% de las compras de Apple Pay se realizan con tarjetas de crédito robadas.

Y es, como señalan varios expertos, resulta muy sencillo configurar el Apple Pay. Los estafadores han estado cargando tarjetas robadas en iPhones para comprar en tiendas. Quizás sea conveniente que Apple solicite más información a los usuarios, con el objetivo de probar su verdadera identidad para acceder a este servicio.

En la actualidad, es suficiente con que el usuario abra la app en su iPhone e introduzca su número de tarjeta de crédito, fecha de caducidad y el código de verificación, que consta de tres o cuatro dígitos.Apple clasifica a los consumidores como seguros o de riesgo, según sus hábitos de compra en sus tiendas o en iTunes.

Esta clasificación del usuario, así como la información de tarjeta de crédito, es enviada al banco, que finalmente decide si rechazar o no al usuario. Sin embargo, esta decisión, crucial desde el punto de vista de la seguridad, se produce en cuestión de segundos.

¿De quién es la responsabilidad última?

Y es que, en opinión de algunos analistas de seguridad, Apple no hace suficiente para distinguir un mal consumidor de uno bueno. Lo que facilita que los estafadores engañen a bancos y otras empresas financieras con tarjetas robadas.

Por su parte, la compañía tecnológica se defiende. “Apple Pay está diseñado para ser extremadamente seguro y proteger la información personal de un usuario”, informó en un comunicado enviado a The Washington Post. “Durante la configuración de Apple Pay, se exige a los bancos verificar cada tarjeta y es éste quien determina si una tarjeta puede agregarse a Apple Pay. Los bancos siempre están revisando y mejorando su proceso de aprobación, que varía según el banco.

Sea como fuere “los delincuentes siempre van detrás del dinero y el fraude de tarjetas de pago siempre será un problema”, en opinión de Darren Hayes, profesor asistente en la Universidad de Pace, que estudia la seguridad cibernética. “En este momento de Apple Pay se ha planteado un objetivo muy importante.

Leave a Reply