InnovaciónTecnología

La salud, ¿un terreno virgen?

By 19 diciembre, 2014 No Comments

shutterstock_185743394

El núcleo financiero de la compañía tecnológica Google se está moviendo rápidamente hacia el sector de la salud, lo que supone un giro importante en su modelo de negocio. Según datos de The Wall Street Journal, en este año Google se ha convertido en una de las empresas más interesadas en esta área, invirtiendo un 9% más de sus recursos que en años anteriores. Y es que su modelo de negocio parece virar hacia la explosión de datos relacionados con la salud y las nuevas formas de analizar los mismos.

La búsqueda de la vida eterna de la mano de la tecnología

Google ha sabido ver las oportunidades que el sector de la salud ofrece en una sociedad cada vez más preocupada por las enfermedades y por un ansia de vivir cuanto más tiempo mejor.

Este auge ha supuesto una caída llamativa en las inversiones relativas al consumo en internet. En este año este sector sólo ha recibido un 8% de financiación, lo que supone una disminución del 66% con respecto al año 2013.

Como ya vaticinó Bill Maris, director de Google Ventures, “en el año 2015 veremos las cosas más interesantes en las ciencias de la vida”, como si de un médico se tratara. Y es que parece que la tecnología se está adueñando de la salud, desplazando a sus expertos tradicionales.

Genética molecular

No en vano, el propio Maris ayudó a reclutar a Andrew Conrad, un experto en genética, con el objetivo de formar un equipo de Ciencias de la vida en Google X que sea capaz de crear una imagen genética y molecular del ser humano.

De hecho, fue Conrad quien decidió invertir millones de dólares en Flatiron Health, una plataforma de medicina oncológica basada en la nube que recoge datos sobre los pacientes tanto para médicos como para hospitales. Después de Uber, esta inversión ha sido la más grande de Google.

A más enfermedades, más negocio

Bill Maris considera que hay muchas áreas dentro de la salud que son terreno virgen, aún por explotar. Como la oncología, la regeneración de la médula espinal, el cerebro, los problemas cognitivos… Y expone un dato. El aporte de información sobre estructura genética y molecular de los tumores, por ejemplo, está ayudando a mejorar las formas de tratar el cáncer.

Por su parte, las nuevas técnicas de análisis de datos pueden ayudar a identificar moléculas para atacar enzimas específicas en las células tumorales, lo que supone un gran avance en esta materia.

Fuente: The Wall Street Journal.

Leave a Reply