BeaconsTecnología

Beacon vs. NFC

By 13 junio, 2014 No Comments

shutterstock_259557704

Desde hace tiempo, y aún más desde la WWDC 2014 de Apple, la tecnología de la localización está en boca de desarrolladores, compañías, comercios, centros comerciales… De hecho, las grandes firmas ya están haciendo uso de ella, como Macy Stores en EE.UU., Ikea y El Corte Inglés próximamente en España,…

Sin embargo, no está muy claro qué tipo de tecnología es preferible en según qué casos. Por ello, de mano de nuestro experto en Android y desarrollador de la primera app basada en beacon de SetFile, Iosu Lizarraga, realizamos un análisis de los dos sistemas más relevantes de localización que parece están en competencia directa: la tecnología Bluetooth Low Energy (BLE), en la que se basan los beacons, y Near Field Communication (NFC).

Ambas sirven para comunicarse con los móviles a distancia, aunque con algunas diferencias. Mientras que el protocolo NFC está basado en la tecnología RFID, creada hace más de cincuenta años, BLE nació en el año 2006. Sin embargo, aún es pronto para decidir cuál será más utilizado, puesto que en general aún son pocos los teléfonos inteligentes que admiten estas tecnologías.

Comparativa

¿Cómo funcionan estas tecnologías?

  • BLE: este sistema se centra en un único mensaje para todos. La tecnología BLE transmite repetidamente un mismo paquete o mensaje. Cuando el móvil del usuario se encuentra dentro de su rango de acción, recibe la señal y el protocolo BLE determina la distancia aproximada donde se encuentra la baliza. Así, el sistema operativo obtiene la ID del beacon y la pone a disposición de una app descargada previamente. Ésta realiza la acción que corresponde a dicha ID.
  • NFC: comunicación de uno a uno. Cuando el usuario observa un equipo con el chip NFC, aproxima su móvil a él, que cuenta con un microprocesador interno. Tras activarlo, se ejecuta un programa que suele transmitir un mensaje a la memoria del móvil. Éste ejecuta la acción que determina dicho mensaje.

Facilidad de uso

  • BLE: el usuario responde a la señal generada por el beacon, que tiene opciones infinitas, desde ejecutar una app, llamar a un amigo o reproducir una canción, hasta encender la TV,…

    Además, la aplicación del beacon permite controlar la distancia a la que hará efecto la señal, así como la distancia a la que dejará de hacerlo. Un mundo de posibilidades al alcance del teléfono a 50 metros a la redonda.

  • NFC: esta tecnología es más incómoda debido a que exige acercar el móvil al chip, lo que limita sus posibilidades.
  • Rango de acción

    • BLE: 50 metros, llegando a 70 metros en determinadas condiciones, como espacios diáfanos, ausencia de humedad…
    • NFC: 4 centímetros.

    Eficiencia energética

    • BLE: contiene una batería cuya vida útil suele llegar a dos años.
    • NFC: no precisa de batería dedicada, ya que viene integrada en los dispositivos. Usa ondas de corto alcance para permitir el intercambio de información entre dispositivos.

    Información de productos, ofertas, etc.

    • BLE: cuando el móvil del usuario detecta la señal de una baliza, recibe una notificación, bien sea de información general, ofertas,…, o cualquier otra acción comentada con anterioridad, que se descifra gracias a una app instalada previamente.
    • NFC: el usuario ha de aproximarse a un chip NFC y situar su móvil cerca de él para que puedan comunicarse. Principalmente se usa para realizar acciones que precisan de una gran seguridad, como pagos y transacciones.

    Privacidad

    • BLE: más intrusivo, aunque el usuario da su consentimiento previo al descargarse la app que acompaña al beacon.
    • NFC: no es intrusiva, pues precisa de una acción por parte del usuario, que debe situar el móvil y realizar una acción. No hay terceras partes que intervengan en el proceso.

    Seguridad

    • BLE: aunque no hay un riesgo inherente en la transmisión, sí puede existir alguno en la app que traduce la señal BLE. También en la posibilidad de descifrar los códigos que identifican la baliza o beacon.

      No obstante, este supuesto es remoto. Si se conociese el enlace al servidor y los datos del beacon podrían interceptarse los datos e incluso entrometerse en el mensaje y enviar uno ajeno. Aunque esto es improbable, entre otras cosas por la dificultad que supone acceder al enlace del servidor. Además, cuenta con otro filtro de seguridad, el protocolo HTTPS (usada por los bancos) que hace prácticamente imposible el robo de información.

    • NFC: garantiza la máxima seguridad en la transmisión de datos, haciéndola muy fiable para los pagos y transacciones.

Pagos

  • BLE: al entrar en una tienda, la app de pago del consumidor percibe una señal del POS (point of sale o checkout), a la que inmediatamente responde. Tras verificar, en el punto de venta, la identidad del consumidor, se completa la compra.
  • NFC: el usuario abre su monedero digital, selecciona la tarjeta con la que quiere realizar el pago y acerca su móvil a la terminal de pago de la tienda. Esta solución sólo exige que el vendedor tenga un terminal online de pago que disponga del chip NFC.

Sistemas que lo aceptan

  • BLE: iOS 8, iOS 7, Android 4.3 y siguientes, Windows Phone 8 y Blackberry X.
  • NFC: Android 4.0 y siguientes, Windows Phone 8 y Blackberry X.

Complementación de ambas tecnologías

Respecto al e-commerce en tiendas físicas, hoy en día es preciso que un trabajador introduzca el precio de los productos en los terminales de tarjetas de crédito antes de que el consumidor pueda pagar a través del móvil, acercándolo a dicho terminal.

En opinión del desarrollador Android de SetFile, Iosu Lizarraga, en el futuro cada producto poseerá un “mini-beacon” que enviará a los móviles un mensaje sobre qué es y su coste. De esta manera, se incluirá directamente en el carrito de la compra de nuestro teléfono y podremos realizar el pago, sin necesidad de intermediarios en todo el proceso de compra.

Pero ¿cómo realizar este pago? Lizarraga añade que lo perfecto es la combinación de las tecnologías BLE y NCF para suplir así las desventajas que cada una tienen y crear un sistema completo y seguro. Así, los beacon enviarían al móvil toda la información relevante para proceder a la compra (información del producto, oferta, precio,…) y con el sistema NFC se realizaría el pago de la misma, simplemente al acercarse a un terminal.

Leave a Reply